Seguridad y tranquilidad son términos que solemos relacionar con nuestra felicidad, y que muchas añoramos alcanzar de manera más o menos permanente. ¿Os imagináis no tener ninguno de los dos? Mañana, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; una lacra que necesita ser exterminada para que todas podamos sentir seguridad y tranquilidad, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Aunque los organismos gubernamentales tienen un rol principal en la prevención y combate, las empresas no nos podemos quedar atrás y debemos ser un aliado fundamental a la hora de erradicar este mal. Desde nuestras organizaciones y desde nuestros departamentos de recursos humanos, es necesario que tendamos la mano, y que ofrezcamos no solo políticas sino canales que puedan ayudar a las mujeres a enfrentarse a la violencia.

Entiendo que hay empresas que podemos hacer más que otras, ya sea por nuestra capacidad a nivel de innovación o gracias al sector en el que nos encontramos. Pero todas debemos poner nuestro granito de arena, y dar vías de escape, para que las mujeres que han sido maltratadas, acosadas o que son víctimas de mobbing, tengan un canal seguro para informarse o denunciar.

Como empresa importante dentro del sector de las telecomunicaciones, la innovación forma parte de nuestro ADN. En Vodafone estamos comprometidos con esta lucha y es por ello por lo que hemos diseñado diferentes aplicaciones para que las mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia puedan denunciar a su agresor de forma segura. Aplicaciones como Red Light en Turquía, o PORMI en España, para mujeres con discapacidad, son sólo dos ejemplos de cómo las empresas pueden utilizar su poder y su fuerza para apoyar a la sociedad, haciendo del mundo un lugar mejor.

En esta lucha, toda acción suma. Si desde recursos humanos contribuimos para que exista mayor igualdad dentro del mundo empresarial, mucho mejor. Ya sea motivando y creando planes de formación especiales para mujeres, o buscando la equidad salarial de género en los puestos de mayor responsabilidad. Todas son iniciativas que ayudan a que el sentimiento de igualdad permanezca dentro de la compañía y que pueda extenderse hasta los hogares de los empleados.

Algunos ejemplos de lo que hacemos en Vodafone y que tú puedes proponer en tu empresa son, por ejemplo, crear grupos de mujeres en los que puedan intercambiar información y experiencias, como lo son nuestros Women in RED, Women in Technology y Women in Enterprise. En estos grupos, mujeres directivas y managers hablan a las más jóvenes y las aconsejan sobre cómo compaginar su vida laboral con su vida familiar.

Lo mínimo que podemos ofrecer es seguridad y tranquilidad al momento de denunciar, asegurando el anonimato y que se cumplan los procedimientos y sanciones pertinentes. Nuestro compromiso con la igualdad tiene que ser total. Por eso, debemos trabajar para mantener un entorno laboral inclusivo y libre de violencia.

Por una sociedad libre de violencia de Género.